Las líneas por pulgada representan el número de líneas en una pulgada que hay en imagenes de tonos medios, o imagenes procesadas a cuatro colores. En teoría, mientras más lineas por pulgada, más detalladas serán las fotos. Esto no debe ser confundido con "puntos por pulgada", que es un término referido a la resolución en las computadoras.
Las imprentas pueden utilizar desde, digamos, 65 LPI (líneas por pulgada) para producir imagenes granuladas como en los periódicos antiguos, hasta 300 LPI para intentar reproducir algo muy cercano a una fotografía de tono continuo. La mayoría de los productos impresos se imprimen dentro de un rango de 133 LPI hasta 200 LPI. Podemos elegir diferentes resoluciones, dependiendo del papel que se utilizará o el efecto que queramos lograr. En papel satinado, utilizaremos usualmente LPI más altas, mientras que en papel común obtendremos mejores resultados si utilizamos valores más bajos. Esto se debe a las diferentes maneras en que la tinta se adhiere a cada tipo de hoja.

Artículo original: "Line Screen in Printing"
Escrito por Buzz Tatom
The Odee Company